lunes, 6 de septiembre de 2010

¿POR QUÉ HERIMOS CUANDO NO QUEREMOS HACERLO?

(No había vuelto a escribir, porque mi corazón estaba arrugadito... porque herí, sin quererlo hacer...)
Estas últimas dos semanas han sido demasiado intensas para mi, han ocurrido cosas que nunca pensé que ocurrieran, y me he sentido como en una especie de ascesor... ¿Cuántas veces nos hemos encontrado como en un sube y baja?, ¿Cuántas veces nuestras actitudes han hecho que nos escandalicemos de nosotros mismos?, y queriendo hacer el bien que queremos... dice un libro muy famoso... terminamos haciendo más daño del que imaginamos... y quisiéramos echar el tiempo atrás y corregirlo, pero desgraciadamente no se puede, solo queda decir, que no era lo que queríamos hacer...
Pero la gran pregunta que yo me hago es: ¿Por qué ocurre esto, por qué nos dejamos llevar por nuestros más bajos instintos y la mayoría de veces terminamos haciendo daño a las personas que más queremos?, todos estos días, me ha dado vueltas y vueltas este tema... y he podido llegar a una conclusión... es nuestro físico e infinito egoísmo y lo más chistoso de todo este cuento, es que lo disfrazamos de amor... ¿no me hago entender?, tranquilos, a veces ni yo misma me entiendo, jejeje...
Nuestra vida es un sube y baja, hay días que estamos (carita feliz), otro es, (carita triste), a veces (enojados), y aquí me podría quedar describiendo infinidad de estados de ánimo, entonces podríamos decir, que más que un sube y baja, nuestra vida es todo un carrusel... les soy sincera en este último tiempo, he querido estabilizar este carrusel que tengo por vida, jejeje... seguro que la vida de ustedes es igual, ¿o me equivoco?... Si soy la única.... ¡Dios¡... estoy de psiquiatra... jejeje...
Pero creo que todos nos parecemos en esto, entonces, ¿Qué pasa?, que al ser de ánimos tan variables, pasamos de carita feliz, a carita triste, en el momento menos pensado... PUM es cuando herimos al otro...
Se preguntarán: ¿Pero, cómo es esto?, al ser nuestra vida un ascensor, por así llamarla, el otro, aquel que tenemos más próximo, aquel al que amamos con el corazón, se gana la explosión producida por nuestro estado de ánimo... y salen a flote las espadas hirientes, que le dan a ese que amamos...
¿O será que me equivoco?, bueno, quizás, este equivocada, ya ustedes me dirán, de verdad espero que opinen al respecto...
Al final, ¿Toda esta carreta para qué sirve?... sencillamente es una invitación a ponernos en los zapatos del otro y también porque tanto ustedes como yo, hemos pasado por allí, hemos hecho daño, cuando lo único que buscamos es el bien, porque en nuestro egoísmo, hemos querido que nos entiendan y se pongan en nuestro lugar, pero hoy estamos llamados a ponernos en el lugar del otro...
Pregunta para la reflexión: ¿Realmente nos ponemos en el lugar del otro?
Espero comentarios... espero que divulguen este blog con sus amigos si es que les parece bueno...
Hasta el próximo post....

7 comentarios:

caselo dijo...

Mi cayita preciosa. Sucede que somos seres humanos, con mucha facilidad para equivocarnos y, ademas, llenos de defectos y virtudes. Eso no es excusa para hacerle daño a los demás, pero debemos ser consecuentes con nuestra naturaleza, reflexionar, aprender, perdonar y, sobre todo, perdonarnos a nosotros mismos. Un paso es lo que haces en este escrito: reconocer que te equivocaste. Y si todos actuáramos así cuando cometemos un error, entonces el sentimiento de culpa también desaparecería. Recuerda que hay momentos en los que nuestra vida parece un caos. Nos abrazan olas gigantes, nos arrastra la marea, la tierra se abre a nuestros pies o, simplemente, se estrella un meteorito en cualquier parte de nuestro Universo, un domingo a las cuatro de la tarde.Después es necesario seguir adelante, tapar el hueco y sonreír. Un abrazo enorme, mi escritora favorita. Te quiero mucho.

Carlos Eduardo

pensadorlibre dijo...

eso de 'ponernos en el lugar del otro' yo lo llamo 'sentir el dolor del otro', y considero que esa capacidad mejora en la medida en que aprendamos a amar; por que amar, entre otras cosas, significa aprender a sentir el dolor de los demás. Buena reflexión cayita...

Matt dijo...

Ya te he escuchado en Hablar por hablar. Admiro tu fuerza.

Mateo dijo...

Paisana, pues yo creo que cada quien crece con sus virtudes y sus vacíos, y en esa medida nos desenvolvemos en esta vida con los demás...

Algunas situaciones harán lucir nuestras virtudes, otras sacarán las falencias, muchas que desconocemos y sembradas desde la tierna infancia, y otras donde el universo conspira para que nos demos cuenta lo que hay dentro de nosotros para que tomemos medidas en el asunto.

En este tema de "cuando herimos sin querer", creo que se necesita una sencilla disposición a reconocer nuestras cosas, a conocernos cada día y corregir los errores que cometamos en el proceso, y lo que creo que se necesita es mucha tranquilidad y humanidad.

Ya depende de cada quien cómo evolucionen los errores que uno cometa en el camino, lo ideal es llegar a perdonarnos los propios desaciertos (algo difícil pues solemos identificar la paja en el ojo ajeno pero no...) y perdonar los de los demás hacia con nosotros, para seguir el camino de nuestra vida tranquilamente.

Saludos y buena reflexión ;)

Cesar dijo...

hola Claudia, debo decirte que me siento muy identificado con tus palabras, ya que me ha ocurrido muchas veces el haber lastimado personas sin quererlo.
Creo que esto nos ocurre porque no hemos desarrollado la capacidad de vivir dentro de nosotros mismos, la mayor parte del tiempo vivimos afuera, en el mundo exterior. Ahí concentramos toda nuestra atención y dejamos que nuestra maquina humana se conduzca casi que por inercia, controlada muchas veces como tu dices por nuestros bajos instintos. Solo nos paramos un momento a reflexionar cuando vemos que algo anda mal, ahí tomamos conciencia. si estuviéramos en ese estado de reflexión desde la mañana hasta la noche, seguramente nuestras acciones no estarían a merced de nuestras pasiones ciegas e impulsos involuntarios, y no cometeríamos tantos errores.
Esto es mas o menos lo que pienso al respecto, aunque no soy muy bueno para expresar con palabras mis pensamientos, espero haberme hecho entender.
Un saludo Claudia, me ha gustado mucho tu blogg, voy a seguir leyéndolo.

Claudia Jaramillo dijo...

gracias a todos por sus comentarios... me impulsan a seguir escribiendo

lolitangel33 dijo...

CLAU..CUANDO PUEDO TE SIGO...Y HAGO COMENTARIOS PERO NO ME IDENTIFICO.ESCRIBES LO QUE TE PASA ESO ES MUY VALIOSO Y ESCASO PORQUE POCOS LO HACEMOS YA QUE HAY QUE SER VALINTE Y ATREVERSE , SE NECESITA SER TRASPARENTE Y AUTENTICO Y TU LO ERES.MUY BIEN CLAU.
COMO SERES HUMANOS ACTUAMOS DE DIFERENTES FORMAS PERO QUIEN DE VERDAD NOS AMA NOS ACEPTA COMO SOMOS CON VIRTUDES Y COSITAS POR MEJORAR ESTO NO QUIERE DECIR QUE PODEMOS ACTUAR IMPULSIVAMENTE AGREDIENDO A LOS DEMAS , NO,PERO ES NORMAL QUE ALGUN DIA PASE LO INTERESANTE ES AFRONTARLO Y TOMAR MEDIDAS Y DECISIONES.UN ABRAZO TE RECUERDO SIEMPRE...ETERNAMENTE.DIOS TE BENDIGA Y SIGUE COMO SIEMPRE.¡ADELANTE!PERDONATE Y SIEMPRE AMOR PARA TI PRIMERO!